sábado, diciembre 09, 2006

Historias de un Pariguayo en la UASD. I

Esta historia comienza en enero del año 1995. Despues de graduarme de bachiller en Puerto Plata con 17 años de edad decido "enlistarme" en la carrera de Ingeniería Industrial. Para ese entonces las únicas carreras que se ofrecían en Puerto Plata eran las de contabilidad, administración y derecho. Las opciones de Ingeniería Industrial mas cercanas eran la PUCMM y UTESA en Santiago de los Caballeros. Como mi familia no tenía los recursos suficientes para enviarme a una universidad privada en Santiango y como tenía familia en la Capital solo me quedó una opción: La UASD. La última vez que yo había visitado la Capital tenía 11 años de edad, por lo que había venido con mi madre agarrado de la mano. Para mi iba a ser toda una experiencia!... y la verdad que lo fue. Como mi madre había estudiado en la UASD yo pensaba que me iba a ayudar en los primeros días de matriculación pero no fue así. Me montó en una guagua de Caribetour con 500 pesos en los bolsillos, una mochila negra "safari" que había utilizado en el bachillerato llena de ropa y una funda negra con aguates para la tía Indiana. La única instrucción que me dió mi madre fue: - Cuando llegues a la parada de Caribetour cruza la calle Leopoldo Navarro, busca la Boutique que queda al frente y procura a tu madrina Negra. Ella te va a llevar a la casa de tu tía Indiana. A partir de aquí comenzó mi "travesía".
De la noche a la mañana pasé de ser un muchacho de pueblo que vivía mimado con sus padres a ser un "Arrimao" en casa de mi tía con tres primos mayores que yo. Como todos en la casa trabajaban no tenía a nadie que me llevara y me explicara el camino a la universidad. Llamé a una prima que estudiaba en la UASD y vivía cerca para que me enseñara. Gracias a Dios esa fue mi primera gran ayuda. Al día siguiente me llevó a la UASD. Me dió un tour completo por todo el campus. Me mostró todas las falcutades, registro, dispensario médico, baños, economato, comedor etc... Al final me mostró donde tenía que tomar la guagua de regreso a casa y se fue. En ese momento me sentí libre y desamparado al mismo tiempo.
Pude completar la matriculación en tres días ya que me faltaban algunos documentos: el certificado médico que había llevado no sirvió porque tenía que ser del dispensario médico de la UASD. Tuve que hacer la fila mas grande de mi vida y al sol, duré como 4 horas para que un medicucho me hiciera un sola pregunta: - ¿Usted sufre de algo?. - No. Le contesté, entoces procedió a hacer un garabato en un formulario. Tambien tuve ir a la Secretaría de Educación a buscar mi certificado de bachiller aunque ahí trataban mejor a los que venía del interior y no los ponían a hacer filas. Ese día me dí mi primera perdía en Santo Domingo buscando la Secretaría de Educación. El carro público me dejó legísimo y yo no sabía para donde iba. Ahora, al escribir esto me río y me doy cuenta de que la Secretaría de Educación quedaba a solo 5 cuadras de la UASD. Pero el que no sabe es como el que no ve. Al final del proceso de matriculación me dirigí a pagar. El monto hizo 118 pesos con 75 centavos. 18 créditos a 6 pesos el crédito mas 10 pesos del carnet y 75 centavos para la Federación de Estudiantes Dominicanos. No era para mas, para ese entonces Joaquín Balaguer era presidente, Roberto Santana era rector de la UASD, un pasaje de carro público costaba 2 pesos y un Yaniqueque costaba 1 peso. Cuando terminé me fui de regreso a Puerto Plata a esperar un par de semanas el inicio de las docencias.
Continuara...

7 comentarios:

Ginnette dijo...

Ya veo que me voy a reir mucho con la lucha que cogiste! Espero pronto el próximo!

MaK Xideralis dijo...

¡Qué lucha! Pena de que la UASD todavía siga con problemáticas como la que tuviste, hace ya una década.

Kandy dijo...

Pero no la has continuado...

kathia dijo...

bueno yo me imagino lo ke pasaste, por ke lo ke yo he pasado no es poco...espero ke no dures mucho para publicar la continuacion.

Anónimo dijo...

pero que pasa que aun no la has terminado

Anónimo dijo...

hola quiero decirte que tu historia me gusto mucho ya que se parece a la mia te felicito si te graduaste

Anónimo dijo...

compadre se te olvido decir que para ese tiempo llegabas a las 6 de la mañana y salias de la uasd a la 12 o la 1 de la noche para poder inscribirte.